Entradas

Tu apellido Luna

Esperando tu respuesta sufriendo tu rechazo cantándole a la primavera pidiendo a gritos tu atención sumando sílabas y restas pidiendo el calor de tu abrazo  soñando con una nueva era. Comenzaré a romper las reglas de poetas muertos, para olvidar o tatuar tus siglas en el camino de restos. Tú decides si me esperas  pero si te vas no vuelvas no me escribas  no respondas a mis llamadas deja que baile entre lágrimas pero si te quedas es para amarme para decirme te beso y dejarme conocerte para cumplir el sueño  de tocar el fondo del mar a tu lado. Para limitarnos a cantar a sonreír a gritar a bailar a escapar del mundo  como un día lo dijo un poeta llamado Zumo y tu apellido Luna.




Realidad

Caminos mal estructurados, infraestructuras corruptas, viviendas mal gestionadas. Unos bailan bajo la llovía bañados de ron y Loewe, otros saltan bajo balas infinitas bañados en glóbulos rojos. Nosotros vomitamos lo que ellos cosechan, hipocresía, glamour, mucho glamour, arrogancia y ego. Por un lado, los de alta gama por otro los hambrientos. Unos piden presidencia en su cuerpo, algunos menos una guerra, pulmones, tabaco, gases, toxinas. Una vida infinita ruge en las tripas, un cuarto de ciencia, una rata infectada de inmortalidad. En el otro lado de la naranja, las lágrimas llueven, una muerte anunciada aparece, impotencia, dolor, lágrimas. En el norte calles pobladas besos y abrazos pocos sinceros, café por la tarde, cena por la noche. En el sur bóvedas llenas de sangre, escombros mal ordenados, el resto, imagínatelo. Por el centro estoy yo, desolado recorriendo calles  entre arbustos e insectos mal pisados.

Los fantasmas de Diciembre

Los ecos del pasado son fantasmas  que vuelan más rápido  que esas hojas, que mueve la ráfaga  de viento que proviene de un pulmón adormecido y atrapado en su propio tiempo verbal. Esos ecos que retumba en mi mente o en la tuya que se manifiestan  por ser diciembre maldito mes con recuerdos amargos, agrios,  sabores a turrón mezclados  con hipocresías más baratas que las colonias de Navidad. Ese sonido a metal de tu maldita espada atravesando el fantasma que se fue volando, con tu pretérito imperfecto princesa.

Es la última parte de   "Historia de un crucigrama desecho" aquí les dejo los enlaces del resto de partes:

1. Laura
https://zumodelunallena.blogspot.com.es/…/sweet-emotion.html
2. Un adiós
https://zumodelunallena.blogspot.com.es/2016/…/un-adios.html
3. Roxanne
https://zumodelunallena.blogspot.com.es/2016/01/roxanne.html
4. Tu corona de princesa
https://zumodelunallena.blogspot.com.es/…/tu-corona-de-prin…
5. Lo comprendo, lo entiendo 
https://zumodelunallena.blogspot.com.es/…/lo-comprendo-lo-e…
6. Puedo
h…

Viejo vecindario, agrio soldado y vicevera

Recuerdo de un viejo vecindario, agrio recuerdo de un soldado, lágrimas llenas de espinas, esas malditas cortinas, la sangre se ha derramado, mente prodigiosa, análisis de encuestas baratas, el ladrido del perro retumbante en mi oído. Viajes de infierno a lluvia, de rostros amargados a felices. Los amargados más grises los felices más azules. Esas horas muertas, de análisis de virtudes, de inquietudes, de farsas, de graves y agudos. Cómo transmitir tanto dolor a los mortales con tan simples letras, cómo naufragar en la mente ajena sin ser arrastrado por su arrogancia. Maravilloso invierno lleno de nieve, de frio, de escenas que se reproducen cada año, de ver caras inmaduras en aquellos que un día fueron tu ejemplo. Ver la idiotez en argumentos que manipulaban la mente, llevándola al azul por un momento, cuando en realidad era todo gris. Intento transmitir lo que mi alma siente, los dedos como mortales se cansan, mi cerebro solo emite señales sin pensar, el efecto de esas malditas drogas consumidas en el pasado, están ha…

Una carta para mi niño egocéntrico

Y las noches de desvelo comenzaron a atacarme una vez más, lo peor de todo es que siempre hablo de no volver a escribir sobre ti, pero aquí me tienes con papel en mano sufriendo tu olvido niño egocéntrico. Sabes, fue una primavera con muchas rosas y un verano bastante lluvioso por los restos del polen que dejaste dentro de mí.  Llega el invierno y de verdad lo siento tanto, siempre termino haciéndole daño a lo que más amo y con esto no digo que me doy por vencida en nuestra relación, lo hago por mí, de verdad estoy cansada de hacerte daño, de despertar con la persona equivocada todas las mañanas y dar el beso equivocado, mientras como una adolescente me imagino una vida contigo. Quiero creer que todos entramos en la vida de las personas por una sola razón y con dos opciones, quedarnos para siempre, o por un tiempo limitado, que podemos enseñarles a ser felices junto a nosotros, o hacerlos pedazos, quizás podemos enseñarles que a veces las cosas no son eternas, que son fugaces, pero que e…

Una sala

Un sonido, me dice que no te gusta el whisky, que has dejado de reír sin parar. Cuando llega la noche una voz te atormenta, te ahoga y que esa ignorante voz es la mía.
Me han contado que adoras el humo, que escuchas canciones raras, que escribes verbos inventados, que tu acento ha cambiado, que cuando despiertas pronuncias un sujeto que se ha quedado sin predicado porque el predicado era mi alma.
Me han dicho que tus aventuras dejaron de ser las mismas, he visto que ya no miras a la cara, que cuando besas abres los ojos por el miedo a cerrarlos, y que mi imagen se proyecte en su frente, como sí de una sala de teatro se tratara.
Una sala donde el espectador soy yo y tú eres una simple actriz de tu cuento favorito... un murmullo, unas palabras, esa maldita canción, una película, palomitas, ese tonto recuerdo, tu engaño, tu farsa, toda la pena reflejada en tu sonrisa.


T+P= Postu

Me muevo por la cama como un cerdo atado en su celda Giros de izquierdas a derechas de fascistas a comunistas de vegetarianos a carnívoros de taurinos a antitaurinos de pobres a ricos de hípsters a perroflautas de indie a reggaetón de raros a normales de heterosexuales a homosexuales de tolerancia a intolerancia de cielos a jaulas de muertos a vivos de simples a complejos de gritos a silencios. de creyentes a ateos Escupo las falsas morales, las hipocresías baratas, las críticas de punto y comento. Estoy hasta la vértebra del sudor del postureo.